domingo, 19 de abril de 2009

Hugh Jackman vuelve a ser Wolverine



GARA | MADRID

El australiano Hugh Jackman vuelve a meterse en la piel del héroe del cómic Lobezno (Wolverine), en una nueva entrega de la saga de películas de «X-Men», un personaje que le ha dado el «poder de elegir» lo que quiere hacer y cumplir el sueño de producir musicales. De hecho ya prepara una nueva versión para el cine de «Carousel». La idea es producir y protagonizar este musical de Richard Rodgers, llevado ya al cine por Henry King en 1956. Para ello ya trabajan en el guión, aseguró ayer Hugh Jackman, convertido en uno de los actores más cotizados tras su exitoso paso como maestro de ceremonias de la última gala de entrega de los Óscar.

Hugh Jackman, considerado uno de los hombres más deseados del mundo, ha tenido que someterse a una estricta dieta a base de «pollo, pescado y verduras hervidas, y nada de sal, que retiene líquidos y no permite desarrollar los músculos», porque tiene muy claro que «la imagen del personaje es fundamental para la película y había que darle una forma a medio camino entre un ser humano y un animal». Luego estaba lo del peinado que, en la primera de las películas de la saga, llegó a «ocasionar un agujero en la capa de ozono por la enorme cantidad de laca que gastaba el equipo de peluqueros».

Esta nueva entrega de la saga de los héroes creados para el cómic por Stan Lee y Jack Kirby, titulada «X-Men Orígenes: Lobezno», está dirigida por Gavin Hood, ganador de un Óscar por «Tsotsi» y producida por el propio Jackman, quien confesó que ya están pensando en una quinta entrega. En «X-Men Orígenes: Lobezno» los guionistas David Benioof y Skip Woods cuentan el nacimiento del personaje a través de la presentación de una célula militar clandestina formada por mutantes, a la que pertenecen Lobezno y su hermano Víctor Creed, más conocido como Dientes de Sable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario