jueves, 9 de abril de 2009

Cuba: Baños de humor en San Antonio

MICHEL HERNÁNDEZ
michelher@granma.cip.cu

El encuentro más importante de humorismo gráfico del país y uno de los más significativos de América Latina, se ha vuelto a ratificar como un espacio vital para la interacción entre creadores cubanos y extranjeros.


Foto: Carlos David Fuentes fue el gran triunfador de la Bienal.

La XVI Bienal Internacional de Humorismo Gráfico, auspiciada por la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y el Museo del Humor de San Antonio de los Baños, puso en escena nuevamente el talento de lo más representativo de los caricaturistas del patio, que expusieron obras cuyas líneas discursivas, sin actitudes panfletarias ni facilistas, abordan desde los conflictos que impactan contra la realidad mundial hasta los escenarios claves en los que se mueve la vida diaria del cubano.

En esta ocasión la posibilidad del intercambio recíproco, el debate y la confrontación entre los asistentes, se vio enriquecida con la participación de un número creciente de artistas noveles que vienen desarrollando, a partir de la apropiación e interpretación del legado del humorismo gráfico de la Isla, un estilo con personalidad propia plasmado en obras que le toman el pulso a su tiempo y que se encuentran en concordancia con los discursos más universales de este género.

Precisamente uno de los participantes más jóvenes, Carlos David Fuentes Hierrezuelo (Charli) alcanzó la mayor cantidad de reconocimientos del certamen. El caricaturista holguinero se alzó con el principal galardón, el Gran Premio Eduardo Abela, así como con otros tres en las categorías de humor general (primer lugar), historieta (segundo) y sátira política (tercero).

Otros de los artistas galardonados fueron el iraní Shahrokh Heidari, quien conquistó el primer premio en el apartado de caricatura personal con la obra Humphrey Bogart, y el cubano Pedro Méndez que alcanzó el lauro en historieta por Voy Abajo. El jurado concedió el premio en sátira política a Arístides Hernández (Ares) por una obra sin título, y en fotografía a Juan Carlos Pedreira, con Operación Milagro.

Momento relevante de la clausura, que contó con las actuaciones del trovador Eduardo Sosa, el humorista Luis Silva, y el repentista Héctor Gutiérrez, fue la entrega del Premio de Honor de la Bienal a Muntader al-Zaidi, el periodista iraquí que lanzó sus zapatos a Bush, "por su acto de valentía en defensa de la soberanía y la dignidad de su pueblo y de toda la humanidad".

El comité organizador del encuentro explicó que "al colega iraquí se le hará llegar un diploma acreditativo de este reconocimiento así como reproducciones de las obras alusivas a su combativa acción que están expuestas en el Salón de esta XVI edición de la Bienal Internacional de Humorismo Gráfico".

Al valorar la significación de la Bienal, donde se presentaron 402 trabajos de 125 autores de 26 países, el periodista, escritor y narrador, Jorge Alberto Piñero (Jape), uno de los más conocidos redactores humorísticos del DDT, destacó la presencia de las nuevas hornadas de creadores y la relevancia alcanzada por esta edición.

"Es bueno ver tanta gente joven participando en un evento en el que los autores ya conocidos se volvían a repetir. Pero no es que sean solo jóvenes, sino que son jóvenes con mucho talento. Por eso pienso que el revelo en el humor gráfico cubano está asegurado".

Jape señaló además "que en esta oportunidad los talleres teóricos y debates fueron más contundentes y se hablaron temas concretos. También recibimos la visita de representantes de las instituciones, algo muy favorable, ya que hubo un momento en que la Bienal solo la organizaban la UPEC y el Museo del Humor a duras penas. Pero hoy vemos que se le presta mayor atención".

No hay comentarios:

Publicar un comentario